El programa de televisión “Espejo Público” de Antena 3 publicó las declaraciones de Ana Julia Quezada, la asesina del pequeño Gabriel Cruz, hecho que ha causado conmoción tanto en España como en el mundo.

Quien fuera la pareja del padre biológico del menor, relató la dinámica del crimen que estremeció a toda España en las últimas semanas: “Estaba solo, jugando con un palito. Le dije: ‘hombre, si estás solo vente conmigo. Voy a la finca’ (…) Él se subió en el coche, fuimos a la finca y yo me puse a pintar. Él se quedó fuera jugando”.

Quezada, después de un rato, vio que el niño estaba jugando con un hacha. Al ir a preguntarle qué estaba haciendo con ese objeto, según ella, el niño empezó a insultarla.

“Él me dijo ‘tú no eres mi madre, tú no me mandas y además no te quiero volver a ver nunca’. Así que nos peleamos por el hacha, se la quité y al final, con la rabia, acabé asfixiándolo, tapándole la nariz y la boca”, afirmó.

La mujer describe también los minutos tras cometer el crimen.

“Saqué el paquete de tabaco y me fumé un cigarro. Y estuve pensando. No quería hacerle daño a Ángel (Cruz, su pareja), así que lo mejor fue enterrarlo”, por lo que tomó una pala y sepultó al niño, pensando que así el padre del menor “no sabría nunca lo que había pasado”. “Al final vine a buscar el cadáver porque me dijeron que les entregase la llave y me puse nerviosa”, apuntó.

Ahora la policía está investigando estas declaraciones para ver si la mujer está diciendo la verdad.

Los funerales del pequeño Gabriel se dieron en Almería y asistieron más de 3000 personas.