El ex senador UDI, Jaime Orpis, sigue con la nube negra encima.

Según consigna La Tercera, hoy el fiscal Julio Contardo Escobar y su par Ximena Chong presentaron una acusación en su contra pidiendo 21 años de presidio efectivo, lo que significa en palabras simples, la más alta pena solicitada por corrupción en el sistema actual.

De acuerdo al medio antes citado, de esta cifra se desprende una solicitud por 6 años de cárcel por cohecho, 3 años y un día por delitos tributarios y 12 años por fraude al fisco.

El Ministerio Público acusó al desaforado senador de pedir al gerente general de Corpesca, Francisco Mujica, apoyo económico de forma regular para el financiamiento de su campaña electoral. Como nada es gratis en la vida, se le apunta por supuestos favores respecto a temas de interés de la empresa en cuestión, como la Ley de Pesca.