Filomena Mastromarino, de 33 años, ex dirigente del PD (Partido Democrático) de Matteo Renzi abandonó la carrera política para dedicarse a la pornografía.

En una entrevista que salió en “ilpopulista.it” relata algunos episodios de su breve e intensa fase política: “nunca tuve que hacer nada con la cara pero con el culo si”, declara tras las numerosas preguntas sobre los favores sexuales que habría hecho para entrar en su partido aunque no delata a nadie, “la pornografía es un trabajo como cualquier otro. Hay jueces, cocineros, doctores, yo antes era una corredora y ahora tomé esta decisión”. Su partido no dejó declaraciones tras la entrevista.

No muchos recuerdan su aporte político pero todos recuerdan los selfie con el Primer Ministro Matteo Renzi.


(foto de twitter)