Amnistía Internacional comunicó que la menor de 17 años y activista política, Ahed Tamimi, fue condenada por el Tribunal Militar de Ofer, en la Cisjordania ocupada por el ejército israelí.

“Al condenar a Ahed a ocho meses de prisión, las autoridades israelíes han confirmado una vez más que no tienen en cuenta los derechos de los niños y niñas palestinos, y no tienen intención de anular sus políticas discriminatorias. La Convención de la ONU sobre los Derechos del Niño, en la que Israel es Estado Parte, dispone que la detención, el encarcelamiento o la prisión de un niño o niña se utilizará tan sólo como medida de último recurso y durante el período más breve que proceda”, ha manifestado Magdalena Mughrabi, directora adjunta de Amnistía Internacional para Oriente Medio y el Norte de África. “La condena de hoy es otro alarmante ejemplo del desprecio que muestran las autoridades israelíes hacia sus obligaciones de proteger los derechos fundamentales de la población palestina que vive bajo su ocupación, especialmente los niños y niñas. Ahed Tamimi es una niña. Nada de lo que hizo justifica su encarcelamiento continuado, y debe ser puesta en libertad de inmediato”, agrega.

Ahed Tamimi fue detenida el 19 de diciembre de 2017 después de que su madre, Nariman Tamimi, publicara en Internet las imágenes de su pelea con soldados israelíes.

El incidente se produjo el mismo día que Mohammad Tamimi, de 15 años y también primo de Ahed, sufrió heridas graves al ser alcanzado en la cabeza por una bala de goma disparada de muy cerca por un soldado israelí.