Katherine Parra, madre del joven que confesó haber descuartizó a su hermana tras una discusión mientras consumían marihuana y otras sustancias, rompió el silencio y entregó su relato respecto al brutal caso que ha remecido a todo un país.

En conversación con el matinal “Hola Chile” de La Red, Parra manifestó que “su hermano la cuidaba mucho. La quería mucho”.

Añadió con ganas de que nada de esto fuera cierto: “yo no creo que esto sea verdad, porque se querían”.

La mujer señaló además que Áxel Chandía (19) jamás volvió a ser el mismo de antes después de que vio morir a su padre cuando sólo tenía 6 años de edad.

Por culpa de ese suceso, afirma, el joven cayó en drogas y la delincuencia.

“Mi hijo consumía clonazepan, estaba muy empastillado cuando lo hizo. Perdono a mi hijo por lo que hizo”, admitió.

“Él se hace daño porque necesita sentir dolor”, cerró.