El ex presidente del Front National, Jean-Marie Le Pen, fue condenado por la Casación francesa a pagar una multa de 30.000 euros por calificar como “un detalle” las cámaras de gas de los Campos de Concentración de la Segunda Guerra Mundial.

La Corte francesa rechazó la apelación por negación de crímenes contra la humanidad.

“Lo que yo dije correspondía a mi pensamiento: que las cámaras de gas son un detalle de la guerra, a menos que uno admita que la guerra es un detalle de las cámaras de gas”, dijo Le Pen en 2015.

“Lo mantengo porque creo que es la verdad, y no debería chocar a nadie”, añadió, lamentando “que se haya instrumentalizado el asunto” contra su persona.