Una medida de austeridad fiscal, por 500 millones de dólares, anunció durante la jornada el ministro de Hacienda, Felipe Larraín.

“Esta no es una austeridad que le va a llegar a la gente, es una austeridad que vamos a tener nosotros en el sector público”, precisó el jefe de las finanzas públicas.

Según explicó Larraín, por ejemplo,  “vamos a reducir el gasto en publicidad y difusión al mínimo necesario”.

Sobre el cómo se va a implementar la medida, “cada institución, cada repartición, tendrá una unidad interna que estará encargada de fiscalizar que este instructivo se cumpla”, indicó Larraín.

Al preguntársele si es que la medida de austeridad contempla despidos, el secretario de Estado dijo que “al comienzo de cada Gobierno hay cargos que son de confianza y hay renuncias y desvinculaciones, eso ha sido siempre así en todos los gobiernos y no tenemos ningún plan especial en esa materia”.