El sacerdote de la Diócesis de Valparaíso, Marcelo Catril, se mosqueó y le contestó un par de frases a la alcaldesa de Viña del Mar, Virginia Reginato, luego de que dijera que parte del déficit municipal que existe ($13.500 palos) pasa también por la ayuda a campamentos que realizan.

Según consigna El Dínamo, Reginato manifestó que “no son tan menores (los gastos). Nosotros tenemos que llevarles el agua, el aseo, las calles y eso no es menor”.

Precisó que “no estoy diciendo que por eso sea el déficit, se han juntado muchas cosas y en eso estamos trabajando para dar las soluciones, para tener mayores ingresos y para tener regularizado el tema del financiamiento”.

Pues bien, Catril disparó a través de Twitter que “expreso mi mayor indignación por respuesta del municipio de Viña del Mar al decir que la deuda que tienen es por el gasto que han hecho en los campamentos”.

“Yo soy cura del campamento Manuel Bustos y estoy seguro de que no es así… siempre se joden los pobres”