Sorpresa causó en Puerto Montt esta mañana la audiencia realizada en el Juzgado de Garantía de la zona sobre el crimen de la pequeña Sophia en Alerce.

¿La razón? Según consigna SoyChile, la audiencia duró nada más ni nada menos que sólo un minuto. En la sala la defensa del imputado por parricidio, Francisco Ríos Ríos (26) pidió únicamente que le sacaran el candado al baño de su celda.

El trámite duró 60 segundos porque no existió ninguna revisión pendiente o alguna actuación procesal relevante. El tribunal accedió a la petición de Ríos sobre el baño de su prisión.

La audiencia duró muchísimo menos que todo el traslado realizado por Gendarmería o el procedimiento de Carabineros para acordonar el tribunal a modo de seguridad para el imputado.