Siguen las condenas a los dichos del cardenal Ricardo Ezzati, quien en el marco del debate por la Ley de Identidad de Género, sostuvo que “más allá del nominalismo, hay que ir a la realidad de las cosas. No porque yo a un gato le pongo nombre de perro, comienza a ser perro”.

El cura Felipe Berríos respondió en duros términso a las palabras del máximo líder de la Iglesia Chilena asegurando sentir “desconcierto y vergüenza” por los dichos de la autoridad eclesiástica.

Según consigna Emol, Berríos sostuvo que el recurso ocupado por Ezzati, “es una metáfora bastante absurda e hiriente”.

Más adelante, el sacerdote radicado en Antofagasta pidió perdón “a todos los que se han sentido heridos. No tenemos que aceptar esta clase de agresiones y pensamientos tan absurdos, que reflejan también mucha ignorancia”.