Esta mañana el Ministerio de Defensa ruso, a través de Russia Today (medio estatal) declaró que “este 9 de abril, dos aviones F-15 de la Fuerza Aérea de Israel, sin entrar en el espacio aéreo sirio, realizaron un ataque con ocho misiles guiados contra el aeródromo T-4 desde el territorio de Líbano. Las unidades de defensa aérea de las Fuerzas Armadas Sirias lograron destruir cinco misiles guiados”.

EL ataque se verificó en Homs y se trató de 8 misiles electrónicos teleguiados de fabricación gringa.

La Embajada de Israel en Rusia se negó a comentar a RIA Novosti esta información, instando Estados Unidos a seguir su ejemplo y bombardear Siria, un país soberano.

El Observatorio Sirio de los Derechos Humanos, citado por Haaretz, agregó que el ataque israelí dejó 14 víctimas.