El secretario de Defensa, James Mattis, no descartó un posible ataque militar por parte de Estados Unidos en Siria, tras las acusas occidentales de un ataque químico en Duma.

“No excluyo nada ahora mismo”, expresó Mattis en respuesta a la pregunta de un periodista sobre si podía “excluir tomar acciones” o “lanzar ataques aéreos contra Al Assad”.

Un grupo terrorista sirio acusó el sábado pasado al Ejército sirio de haber arrojado una bomba de barril que contenía químicos venenosos sobre civiles en Duma mientras que Damasco negó que las fuerzas gubernamentales hayan lanzado dicho ataque químico y ha calificado estas informaciones de un “intento descarado de obstaculizar el avance del Ejército”.