“No es que (los ciudadanos haitianos) tengan un trato distinto”, afirma el subsecretario del Interior, Rodrigo Ubilla, al aclarar esta mañana -en diálogo con Cooperativa- los alcances de la Ley de Migraciones anunciada en la víspera por Piñera con la frase “ordenar la casa”.

La medida, como se explicó el lunes, entra en vigencia el 16 de abril y, entre otros puntos, incluye pedir a los haitianos una visa consular de turistas, que deben solicitar en la isla, por 30 días y no por 90 como sucede con otros países.

En antecedentes que informó el Gobierno, entre 2014 y 2017, la presencia de haitianos aumentó un 4.400 por ciento en Chile.

“Presentamos un paquete de medidas que considera un ordenamiento del sistema”, dice Ubilla.

“Actualmente, por distintos motivos, hoy las personas pueden entrar como turistas al país y cambiar su visa de turista a residente temporal. Eso no sucede en ninguna parte del mundo. Eso es inusual, eso es incorrecto, porque lo que hace es engañar al sistema”, asevera.

En palabras de la autoridad, “estamos planteando que aquel que quiera venir a Chile a trabajar solicite visa de trabajo en los consulados del país a lo largo del territorio”.