La Confederación de Estudiantes de Chile presentó una solicitud a Contraloría para que investigue los posibles conflictos de interés del actual subsecretario de Educación, Raúl Figueroa, quien, durante 2008, se desempeñó en cargos directivos de la Universidad Andrés Bello.

El requerimiento fue presentado debido a que la Universidad Andrés Bello, la Universidad de Las Américas y la Universidad de Viña del Mar, todas pertenecientes al consorcio educacional internacional Grupo Laureate, están siendo investigadas por el Mineduc por graves faltas al lucro. Indagatoria que está en curso hace años y por la que aún no se presenta ninguna resolución ni sanción administrativa.

Ante eso, Rodrigo Rivera, vocero Confech de las universidades privadas, dijo que “no comprendemos cómo el gobierno no inhabilita a Figueroa, realmente nos preguntamos ¿están acostumbrados a mezclar los negocios con la política?”.

Cabe destacar que Raúl Figueroa, quien comparó el lucro en las universidades con quien “vende cuaderno y lápices”, ya se ha manifestado contra la reforma a la educación del gobierno anterior debido a que “se decuidó la calidad” y además que bajo su juicio “insitir en la gratuidad universal como el aumentar el beneficio al 60%, nos parece un error”.

Fnalmente, la Confech hizo un llamado para la marcha el jueves de la próxima semana “hacemos un llamado nuevamente a marchar, a todos los estudiantes de todo Chile, para que se sumen al paro nacional del 19 de abril, porque no dejaremos que sigan lucrando. Chile ya decidió su futuro, no queremos lucro ni corrupción. Queremos souciones ahora”.