Los hinchas de la Juventus, era de esperar, se quejan de que el arbitraje de ayer durante el duelo con el Real Madrid en Champions League fue un escándalo, o como lo definió Buffon “un crimen contra la humanidad deportiva”.

Tal fue la polémica que han sido publicadas unas declaraciones de amor por Madrid y el Bernabéu en las cuentas del árbitro inglés del partido, Michael Oliver y de su señora Lucy Oliver.