Luego de que Estados Unidos amenazara con lanzar misiles contra Rusia, a raíz del supuesto ataque con armas químicas efectuado por la nación europea en Medio Oriente, la ONU desarrolló un Consejo de Seguridad para abordar el tema.

En la cita, el secretario general del organismo, António Guterres, aseguró que la situación en Siria es la principal amenaza para la paz y seguridad internacional.

“La Guerra Fría ha vuelto”, sostuvo Guterres, quien además declaró que “las crecientes tensiones y la incapacidad de alcanzar compromisos para establecer un mecanismo de rendición de cuentas (sobre la utilización de armas químicas) amenazan con llevar a una total escalada militar”.

En este sentido, instó a las principales potencias mundiales a evitar la crecida del conflicto en una zona que, desde su punto de vista, se ve afectada por un “caos” total.