La cosa es así. Llevaba 20 años sin saber de una amiga, pero una llamada telefónica la sorprendió. La mujer le alertaba que en Pornhub, el sitio émbolo de alto contenido sexual, había tres videos suyos teniendo sexo.

De acuerdo a lo que relata Daily Mail, la mujer no podía dar crédito a lo que escuchaba hasta que la antigua amiga le hizo llegar los enlaces de las cintas.

Se trataba de grabaciones de una hora hora, 10 y cuatro minutos con más de 3 mil reproducciones.

El sitio accedió a bajar los videos luego de que la afectada hiciera ver la consternación por la que atravesaba.

 

 

El medio antes citado informa que el responsable de la difusión de los registros íntimos era nada menos que un exnovio, de nombre Luke Brinson.