El ex candidato presidencial y fundador del PRO, Marco Enríquez-Ominami, salió a defenderse con todo esta tarde en Twitter, luego de que La Tercera diera a conocer que el ex gerente general de SQM, Patricio Contesse, declaró que el cineasta “me solicitó apoyo financiero para su candidatura presidencial del año 2009. Yo accedí a lo solicitado…me solicitó una cantidad determinada y negociamos el monto”.

Pues bien, luego de esta tirada de cadena monumental, MEO aseguró que “Contesse miente. Exijo un juicio para probar mi inocencia”.

Al respecto, el ex aspirante a La Moneda profundizó en que el hombre detrás de la billetera política de Soquimich “quiere salvarle el pellejo a sus amigos. Les aseguro que pretenden cerrar el caso y que todos queden libres de polvo y paja. Exijo ir a un juicio”.

Añadió que “soy inocente de todo lo que se me acusa y así lo demostraré ante quien corresponda. No he cometido delito tributario alguno ni me he enriquecido indebidamente”.

A renglón seguido apuntó que “algunos fiscales se equivocan si piensan que acusándome serán percibidos de mejor manera. Querella en mi contra no es más que un chivo expiatorio”.

“Lo tengo claro: será un proceso largo, pero lo ganaremos. Nada ni nadie nos frena para seguir luchando por las causas que defendemos”, cerró.

Vale recordar que Contesse soltó que “las conversaciones para financiar sus campañas políticas y para financiar el PRO, siempre fueron entre Marco y yo exclusivamente, nunca participó nadie más (…) cuando estábamos conversando, sobre los aportes, Marco me señaló que iba a utilizar las facturas de la empresa del señor Cristian Warner (…) de hecho ignoro si Cristian Warner iba o no a dejar las facturas o recibir los pagos, sólo hablábamos con Marco que las facturas para recibir estos aportes serían emitidas por la empresa de Cristián Warner”.