La diputada comunista, Camila Vallejo, desclasificó ciertos detalles del acosador que tiene hace 7 años, todo esto en medio de las reacciones que generó la ordenanza impulsada en Recoleta que sanciona y castiga el acoso callejero.

En conversación con “Sigamos de Largo” de Canal 13, Vallejo sostuvo que el acoso de esta persona la comenzó a sufrir cuando era presidenta de la FeCh, en 2011.

En ese sentido, dijo que “la primera vez fueron cartas que llegaron a mi casa”, pero reconoció que no le dio importancia porque siempre le llegaban escritos e incluso amenazas de muertes por teléfono que nunca pasaban más allá de eso.

El problema, relató, surgió cuando notó que este sujeto merodeaba cerca de la casa de sus viejos.

La parlamentaria precisó que “me esperaba horas afuera de la casa y afuera del trabajo…empezó a militar en la Jota (Juventudes Comunistas) para llegar a mí”.

Al ser consultada por qué no lo denuncia, contestó que “la persona se ve pasiva, no ha sido violenta”.