Hubo un albo que lo pasó algo mal cuando el artillero de Colo Colo, Esteban Paredes, anotó su segunda pepa que sirvió para ir abrochando el triunfo ante el archirrival, Universidad de Chile, el pasado domingo.

Según consigna La Cuarta, se trata del comediante Nancho Parra, quien producto de la profunda emoción, comenzó a agitarse y sentir profundos mareos.

A eso se añadieron problemas para respirar y dolor al pecho, consignó el medio antes citado.

Vale decir que Parra se encuentra estable y recuperándose. Su tratamiento incluye no emocionarse ante las diferentes situaciones de la vida, como una victoria del club de sus amores.