Si algo faltaba para caldear aún más el ambiente, como si no hubiera bastado con que Ignacio Urrutia tratara de “terroristas con aguinaldo” a las víctimas de la Dictadura que un proyecto presentado por Bachelet iba a indemnizar, cuestión que acaba de retirar el gobierno, era que alguien saliera a prestarle ropa.

Y ese alguien es nada menos que el diputado, ex UDI, José Antonio Kast, quien a veces también se despacha frases parecidas. Esas que defiende con el argumento que es legítimo dar a conocer lo que se piensa.

“Más allá de las formas, diputado Urrutia dice una gran verdad: hay organizaciones, dirigentes y parlamentarios que llevan años lucrando con los DDHH en Chile”, escribe en Twitter.

Para Kast, “ellos no respetan a las víctimas de verdad; ellos no reconocen el odio de la izquierda que llevó al quiebre institucional”.