El arzobispo, Ricardo Ezzati, ofreció una declaración pública en la que tras reunirse en la Asamblea Extraordinaria de Presbíteros de Santiago, abordó la sentida carta del Papa Francisco en la que reconoce equivocaciones de valoración respecto a los casos de abusos sexuales en Chile y el rol jugado por Barros en el caso Karadima.

En ese sentido, Ezzati criticó que algunos “hayan mal informado al santo padre”. A renglón seguido lanzó que “a mi juicio y por el bien del pueblo de Dios y de la Iglesia, el Obispo Barros debiera dar un paso al costado”.

En otros pasajes, el religioso profundizó que “es una falta muy grave que se haya engañado al Papa, quien lo haya hecho debe repararlo”.

Agregó que “en este momento no se trata de ir a caza de brujas, menos dar rienda suelta a especulaciones que nada conducen… Es una falta muy grave haber mal informado al Santo Padre. Por nuestra parte, no hemos engañado a nadie”.

Junto con asegurar que “no me he lavado de ninguna manera las manos en este tema”, recalcó que “a mi juicio y por el bien del pueblo de Dios y de la Iglesia, el Obispo Barros debiera dar un paso al costado”.