El periodista y víctima de Karadima, Juan Carlos Cruz entregó detalles del sorpresivo encuentro que sostuvo nada más ni nada menos que con el cardenal Francisco Javier Errázuriz en la embajada de Chile en Roma.

Cruz, que se encuentra en la capital italiana para juntarse con el Papa Francisco y así entregar todos los antecedentes respecto a casos de abusos sexuales de la Iglesia en Chile, relató que Errázuriz “estaba furioso”.

Añadió que “me topé con Errázuriz en la puerta, le dije ‘mire donde nos venimos a encontrar’, le di la mano y me la dio, pero enojado. Le pregunté si venía a la embajada y le dije que si él subía, yo esperaba abajo (…) Está desesperado, el hombre ya no sabe que hacer porque se le ha venido todo abajo”.

“Está furioso y parece que despotricó contra nosotros. Él está haciendo lobby, está en un momento desesperado, el hombre ya no sabe qué hacer. No estaba muy contento, lo menos que iba a ser era conversar conmigo. No fue muy educado, pero entiendo, sí el tipo es tan raro”, precisó en Radio Duna sobre aquel encuentro.

Vale decir que Cruz y Errázuriz se encuentran en Italia después de que hace algunas semanas el Sumo Pontífice admitiera “equivocaciones de valoración” en su visión sobre el caso Karadima y el rol de encubridor del obispo de Osorno, Juan Barros.

Por esa razón es que citó a todos los obispos chilenos a Roma para profundizar en el caso, así como también a las víctimas y denunciantes de Karadima.

“Las expectativas que tengo son hablar con él respetuosamente y decirle que el horror no es solo en Chile, esta cultura de abusos y encubrimientos no puede seguir. Yo creo que el Papa está dispuesto, quiero oírlo y estoy muy emocionado de estar con él, pero esto no es un ejercicio de Relaciones Públicas, es una conversación muy seria”, cerró Cruz.