El director ejecutivo de Canal 13, Javier Urrutia, hizo frente a la manifestación que se produjo al interior del canal debido a los posibles despidos, y que obligó al matinal Bienvenidos a interrumpir la transmisión en plena entrevista con una persona que aseguraba haber sido abducido por un ovni.

En entrevista con LUN, Urrutia sostuvo que “somos un medio de comunicación, no ocultamos las cosas. Nuestra primera obligación es con la audiencia y lamentaremos si alguna situación interrumpe la pantalla”.

Añadió que “en Bienvenidos hubo un par de tandas largas como está previsto. Sí, es cierto que el ruido de la protesta desde fuera del canal llegó al set y eso generó un nivel de nerviosismo entre el equipo”.

Sobre las pérdidas económicas que enfrenta la estación televisiva, dijo que “estamos haciendo todos los esfuerzos porque sea la menor cantidad. De hecho, más que la cantidad de personas, tiene que ver con los servicios que estamos analizando”.

Para finalizar, lanzó que “entiendo el dolor, la angustia y la rabia y respeto el derecho que tienen de manifestarla (…) lamentablemente como canal no tenemos más alternativas que tomar decisiones duras en lo humano, pero son la única manera de hacer el proyecto del 13 viable”.