Digamos que por ideas no se queda atrás.

A raíz del proyecto de diputados UDI y RN que apuesta por reducir la cantidad de parlamentarios de 155 a 120 en la Cámara Baja y de 43 a 40 en la Cámara Alta, el alcalde de Recoleta, Daniel Jadue tuvo una ingeniosa propuesta.

En una columna publicada en Cooperativa titulada “Por un Parlamento más eficiente y eficaz” hace un análisis de crítico de la iniciativa de Chile vamos y además lanza una apuesta aún más radical: eliminar el Senado.

El militante del partido comunista explica que la fórmula de la derecha no modifica significativamente proceso legislativo “de por sí, tremendamente ineficiente e ineficaz, y que de concretar el cambio se deteriorará la imperfecta democracia que hemos logrado construir y hacerla menos representativa de lo que ya es”.

“El que haya dos cámaras y que una de ellas, el Senado, esté conformada de manera que un voto de la Región de Aysén valga 42 veces más que un voto de la RM y se renueve solo por mitades y cada ocho años, no solo impide que la voluntad popular se exprese al interior del Congreso a plenitud en cada elección, sino que además retarda en, al menos, cuatro años la posibilidad de que las mayorías se manifiesten claramente en el ejercicio legislativo”, señala el texto.

La principal apuesta del edil es eliminar la Cámara Alta para que “el proceso legislativo no contemple ni asimetrías tan grandes en la representatividad de los escaños, ni cocinas, ni vueltas innecesarias. Esto le significaría al Estado un ahorro de más de 379 millones anuales por cada senador, es decir, $18.950.000.000. Los tiempos legislativos se acortarían significativamente y la representatividad del parlamento sería mucho mayor y más pareja”.

Por otra parte, el jefe de Recoleta asegura que a su idea se podría sumar una rebaja a la dieta parlamentaria, como ya lo han propuesto otros sectores políticos, “de manera tal que no pudiera ser más de 20 veces el salario mínimo, lo que significaría un ahorro también significativo”.