En medio de los cuestionamientos y acusaciones de abuso y acoso, el director Herval Abreu señaló en El Mercurio que hay un juicio público en su contra y al mismo tiempo ofreció disculpas por algunas conductas.

El hombre que está siendo asesorado por la agencia Imaginacción, señaló hoy en el diario de la familia Edwards que “Siento que es el momento más duro que me ha tocado vivir”, agregando que “he pasado estos días en silencio, sometido a un verdadero linchamiento público viendo cómo se me enjuicia y condena por la forma en que me relacioné con algunas actrices que trabajaron conmigo”.

A través del mismo medio Abreu explica que “Como parte de mi vocación de director de actores, me reuní muchas veces en mi casa con actores y actrices que aceptaron mi ayuda en sus trabajos actorales. Esas situaciones de apoyo laboral pudieron hacer que algunas personas se sintieran vulnerables”.

Con el mismo tono, el hombre tras Soltera Otra Vez declaró que “ahora entiendo que los tiempos han cambiado, y hoy se ve incorrecto. Más aún usando mi casa y siendo director. Nunca lo vi así y nunca nadie me lo manifestó, pero durante estos días, al escuchar relatos y opiniones al respecto, me doy cuenta de que algunas de esas personas han sufrido por esta causa. Hoy veo claramente que me equivoqué. Lo lamento profundamente y pido públicamente perdón”.

Más adelante el director señala que “soy tajante: nunca abusé de nadie ni física ni psicológicamente, y jamás he tenido una relación de carácter sexual o amoroso sin el consentimiento absoluto y explícito de la otra persona. En relación a la acusación de violación, afirmo que esa situación jamás ocurrió, nunca fui a un motel con esa persona y desconozco por qué ha levantado esa calumnia en mi contra”.

En la parte final el director asegura que “Se me ha tildado de todo: enfermo, degenerado, abusador y violador. Ese no soy yo. El daño que se me ha causado con esas denuncias falsas es infinito y, probablemente, irreparable. He vivido con gran pena el ver a personas que consideraba amigos que se han sumado a una verdadera cacería mediática, sin siquiera interesarse por escuchar mi versión, y nunca antes manifestaron críticas o reparos”.