“Señorita qué hace con ese escote, ¿usted vino a dar una prueba oral o a que la ordeñen?”, “hay que exigirles más a las mujeres feas porque las lindas, aunque tontas, igual encuentran marido, pero fea y tonta no hay quién la aguante” o “cuando el hombre ve a una mujer y siente ganas de violarla, no es más que un desorden de sus inclinaciones naturales”, son solo algunas de las polémicas frases que recuerdan haber escuchado alumnas de Derecho de la Universidad Católica.

Publicada en el sitio Puclítico, la carta firmada por más de 120 alumnas de la carrera da cuenta de varios enunciados que reconocen haber escuchado alguna vez en clases o instancias académicas.

Según da cuenta la publicación, las estudiantes denuncian que esto es algo de “todos los días” y que esta conducta “se ha naturalizado a tal punto dentro de la facultad que incluso han quedado registradas en nuestros propios apuntes”.

Por otro lado, señalan que lo peor es que este tipo de conductas “han sido validadas por algunos de nuestros compañeros con diversas actitudes que cuestionan nuestras capacidades en el aula de clases y nos objetivizan fuera de ella (…) algunos han intentado ridiculizar esta lucha diciendo que es poco clara y que lo que estamos pidiendo es que no puedan existir colegios de un solo sexo”.

En la carta, publicada por el medio universitario, señalan que la lucha es una “detener la violencia que se perpetúa a través de la educación, tanto dentro como fuera de nuestra facultad, manteniendo a la mujer y a las disidencias sexuales en una posición de inferioridad y vulnerabilidad. Y esta realidad, que es brutal e indignante, no va a cambiar hasta que tengamos un protocolo que incluya todos los casos de violencia sexual que afectan a nuestra comunidad, inclusive el acoso”.