Los cuatro obispos formados por Fernando Karadima; a saber, Horacio Valenzuela, Tomislav Koljatic, Andrés Arteaga y Juan Barros, habrían renunciado, recogen medios locales.

La noticia llega en medio de la visita de un grupo de prelados de la iglesia chilena al Vaticano para tratar con el Papa Francisco precisamente el caso del eventual rol encubridor de Barros respecto de los abusos y vejaciones de Karadima.

Según Clarín, a diferencia de las oportunidades anteriores, el sumo pontífice sí habría aceptado la dimisión de Juan Barros. Además, dice este mismo medio, habrían caído los otros tres obispos.

Como se recuerda, antes de esta jornada de reuniones en Roma, los tres querellantes del caso Karadima, Juan Carlos Cruz, Jame Hamilton y José Andrés Murillo, habían sido recibidos por el papa.  Desde que estallara el caso, todos ellos han apuntado a los cuatro obispos formados por Karadima como los escuderos de las atrocidades que acontecían en la Iglesia El Bosque.

Durante el mes de febrero, y después de que en Chile el Papa se hiciera acompañar por Barros en todas sus actividades, habían sido enviados dos representantes del Vaticano para poner oído a las denuncias. Jordi Bertomeu y Charles Scicluna.

“Estamos ante un momento muy particular de la Iglesia universal, no solo para Chile. Esto que ha ocurrido aquí no es normal, convocar excepcionalmente a todo un episcopado”, había dicho Bertomeu en tanto se desarrollaban las reuniones de esta semana.

“Es de esperar alguna medida o alguna conclusión que será importante” , agregaría.

Noticia en desarrollo