Este miércoles el mundo político se vistió de luto para despedir al ex senador, Antonio Horvath, quien a los 68 años falleció en el Hospital Clínico de la Universidad Católica producto de un cáncer que le aquejaba.

El hecho trajo a la memoria el último día que el ex parlamentario ingresó al Congreso para despedirse de sus colegas, todo esto tras decidir no postularse a la reelección.

En dicha instancia entregó su apoyo permanente a todos, y de paso, lanzó un claro mensaje a los nuevos parlamentarios presentes en el hemiciclo.

“Sigan contando conmigo siempre”, afirmó a sus “grandes amigos” del Congreso.

Respecto a los nuevos miembros de la Sala, les pidió “ser generosos y muy abiertos de aprender de los que saben un poco más”.

Por su lado, dijo que “uno no viene a despedirse, sino a agradecer habernos conocido y después de 28 años de labor parlamentaria decir que se hizo algo y que el fruto está en las leyes y en el compromiso por el servicio público”.