Imagina salir de noche, ponerte tu vestido favorito y ser tocada más de cuarenta veces en una hora sin tu consentimiento durante una fiesta.

Eso demostró un experimento realizado en Brasil por la marca Schweppes apoyados de los datos de la ONG Feminista Think Olga. Allí invitaron a tres mujeres a usar “El vestido del respeto”, una prenda que mediante sensores instalados en todo el traje da cuenta de cuántas veces las mujeres fueron manoseadas a lo largo de la noche, a pesar del rechazo expresado por ellas. Los datos se reportaron en tiempo real.

¿Los resultados? Simplemente aterradores: en tres horas y 47 minutos se captaron 157 manoseos.

Revisa el video a continuación: