Hay ciertos puntos de una ciudad desde donde efectivamente se puede palpar la desigualdad. Zonas más verdes que otras, con menor densidad poblacional o techos de zinc, varios juntitos, en comparación con edificios modernos de gran altura.

Pues bien, algo así es lo que retrata el fotógrafo estadounidense Johnny Miller. quien por medio de un dron dio cuenta de las ciudades más desiguales del mundo.

Miller compara entonces la realidades en Bombay, India; Cabo Oriental, Sudáfrica; Ciudad del Cabo, Sudáfrica; Detroit, Estados Unidos; Johanesburgo, Sudáfrica y Nairobi, en Kenia.

Ver las imágenes que comparte Mal Salvaje acá.