El cardenal Francisco Javier Errázuriz, metido en una camisa de once varas por el asunto de las denuncias contra Karadima, vuelve a desmentir a un diario de su sector. Si la semana pasada hizo lo propio con La Segunda, hoy arremete contra El Mercurio. Se cita la carta que publica en el diario de los Edwards.

“En “El Mercurio” del domingo he leído más de una afirmación acerca de intenciones y juicios míos. Me quiero referir solo a dos de ellas. Se dice que yo habría “asegurado estar en absoluto desacuerdo con los argumentos que el Sumo Pontífice expuso en la carta que entregó a todos los obispos (chilenos) en la última visita a Roma”. Se afirma, además, que yo aprovecharé mi próxima “visita (al Vaticano) para insistir en una propuesta que ya habría presentado a la Santa Sede: la eliminación del canon 1717”.

Para cerrar la misiva, el prelado afirma tajante: “Ninguna de estas afirmaciones corresponde a la verdad”.