Conmoción causó el video de un hombre que escaló cuatro pisos para rescatar a un niño que estaba colgando del balcón de un edificio en París. El héroe, apodado como el “Spiderman de París”, se llama Mamoudou Gassama y es un inmigrante malí de 22 años.

Una de las dudas que surgió tras el accidente, fue dónde estaban los adultos responsables del niño en ese momento. El fiscal a cargo del caso, François Molins, entregó algunos detalles.

El persecutor informó que el pequeño de cuatro años estaba solo en el departamento a la hora de los hechos, puesto que el padre salió a realizar compras y se distrajo en el camino. “Tardó en regresar simplemente porque al salir de la tienda se puso a jugar a Pokemon Go”, dijo el Molins a la televisión francesa. “El padre se derrumbó, porque se dio cuenta de lo que hizo y de las consecuencias dramáticas que podría haber tenido”, añadió.

A sus 37 años, el progenitor no cuenta con antecedentes penales y asumió totalmente su responsabilidad en el hecho. Fue puesto bajo prisión preventiva.

Según medios franceses, el hombre deberá comparecer ante tribunales el próximo 25 de septiembre y arriesga una condena a dos años de prisión y una multa de 34.000 dólares.

Por otro lado, el joven de 20 años ha cosechado algunos premios por su conducta valiente y arriesgada. El Presidente Emmanuel Macron lo felicitó públicamente y le ofreció la nacionalidad francesa. También fue reconocido por departamento de Seine Saint-Denis, que le entregó un contrato de 10 meses para trabajar en la Brigada de Bomberos de París.

Revisa el heroico momento a continuación: