En la víspera, un grupo de manifestantes, instalados en las afueras del hotel Crowne Plaza de Santiago exclamaba a viva voz “Alvaro Corbalán Castilla, asesino y torturador CNI. Rechazamos enérgicamente la presentación del libro de un criminal”.

Las quejas de quienes llegaban hasta las inmediaciones del edifico ubicado en plena Alameda, a una cuadra de la Plaza Italia, apuntaban a lo que acontecía al interior de éste, en donde a eso de las 19 horas se presentaba el libro del ex CNI “Las verdades de Corbalán”.

Como el ambiente era el anverso de lo que se veía en la calle, se agradecía a los presentes y a quienes no habían podido asistir al lanzamiento.

La esposa de Corbalán, Silvia Lópéz, era quien dirigía el encuentro y, junto con hablar del “desastre” que había afuera, daba lectura a una misiva enviada por una de las personas cercanas al ex agente de la Dictadura, la cantante, panelista de TV y férrea defensora de Pinochet, Patricia Maldonado.

“Mi querido amigo, te mando un besote súper grande y todo mi cariño. Nunca pienses que te he olvidado, eso jamás. Tu amiga ingrata, Patricia Maldonado”.

Minutos más tarde a la lectura de la carta que sacaba aplausos entre los presentes, Patricia Zalaquett, perteneciente al directorio de Corporación Memoria Borgoño, funaba en las narices de todos el lanzamiento del libro. Parada sobre una silla gritaba: “Yo le diría a don Patricio Amigo que escriba el libro sobre los asesinados por Corbalán”.

El momento de la carta de Patricia Maldonado en el minuto 2:50 del video que comparte la Corporación Memoria Borgoño.