Este jueves se dio a conocer la renuncia del –ahora- exseremi de Cultura del Maule, Camilo Salas. Esto, sólo horas después de que una excompañera de la Universidad de Chile lo denunciara públicamente por haber intentado agredirla sexualmente.

Según una nota de The Clinic, a mediados de mayo, otro grupo de periodistas –compuesto en su mayoría por excompañeras de Salas- había hecho llegar los antecedentes a la ministra Alejandra Pérez.

En el mismo artículo, la denunciante Belén Roca, señala que su caso no es aislado ya que “Múltiples historias sobre las fiestas en las que abusó o intentó abusar de sus compañeras se compartían entre las chiquillas a modo de advertencia”.

Seremi de Cultura del Maule deja su cargo en medio de denuncia por agresiones sexuales – The Clinic Online

Este jueves se dio a conocer la renuncia del -ahora- exseremi de Cultura del Maule, Camilo Salas. Esto, sólo horas después de que una excompañera de la Universidad de Chile lo denunciara públicamente por haber intentado agredirla sexualmente.

Debido a este caso, El Desconcierto publica un comunicado de Camilo Salas donde señala que renunció “para proteger a mi familia y mi honra, además de no entorpecer las labores del Gobierno con las acusaciones falsas que ahora aparecen”.

Salas asegura estar “con la conciencia tranquila, ya que las acusaciones que circulan en mi contra son completamente falsas e injuriosas” agregando que “Vamos a aclarar esto en tribunales”.

En este sentido precisa que “nos estamos querellando por injurias contra quienes se encuentran levantando testimonios falsos en mi contra. También hemos denunciado en Carabineros, hace una semana, los hostigamientos, ofensas y amenazas telefónicas y por redes sociales que ha recibido la madre de mi hijo y la mujer que amo, Evelyn Rojas, causa que hoy se encuentra en la Fiscalía”.

Ya en la parte final del texto, Salas señala que “Desde que fui nombrado Seremi en la región del Maule, Evelyn ha recibido al menos 6 llamados donde la han insultado y ofendido con improperios de grueso calibre e incluso la han amenazado en relación con nuestro hijo de 1 año y 4 meses de edad”.

Con el mismo tono, el exseremi acusa que “Estamos siendo asediados y violentados como familia. Las personas que nos atacan actúan sin escrúpulos y usan la justa causa del feminismo para acosarnos. Sin embargo, pese a todos los hostigamientos que hemos recibido estamos más unidos que nunca como familia y sabemos que la verdad triunfará”.