La cosa es así. Transcurría enero de 2018 y seis Consejeros Regionales de la Región Metropolitana, que habían perdido la elección en noviembre y que debían dejar sus cargos en marzo, partían rumbo al Sudeste Asiático y Europa a algo que se entendería como una capacitación. Sendos foros.

El primer grupo, que viajaba a Kuala Lumpur, Malasia, estaba compuesto por Christian Seymour del Partido Socialista (PS), Leonardo Grijalba de la Democracia Cristiana (DC) y Luciano Pavez del Partido Por la Democracia (PPD). El viaje implicaba un gasto en pasajes del orden de $9.050.722 y un viático de $7.406.427 pesos.

A Europa, en tanto, se embarcaban, para participar en  la 38º edición de la Feria Internacional de Turismo, Héctor Rocha (PPD), José Soto (DC) y el consejero designado -e imputado por el caso Penta mientras era concejal por San Joaquín, Mario Contreras (UDI).

Los pasajes aéreos de estos representantes populares significaban al fisco $5.551.350 pesos, en tanto  que por viático  $6.675.309 pesos.

La cosa es que a diferencia de Contreras, todos los anteriores se habían repostulado a sus cargos y todos habían perdido la contienda electoral.

Por esa razón, y porque se entiende que la labor de un core tiene que ver con analizar y aprobar en el Consejo los temas claves de inversión para la Región, llama la atención que hayan partido a estos foros a fines de enero, cuando en los hechos sólo les restaban algo más de 30 días en el ejercicio de sus funciones.

A esto habría que agregar que, según la información que proporciona la core de RD, Jazmín Aguilar, obtenida durante una sesión de la Comisión Internacional de Consejo Regional, durante febrero ninguno de los consejeros mencionados registró una jornada pública en la que retroalimentaran a los vecinos y vecinas con los conocimientos adquiridos.