Una serie de audios en los que se hablaba de pagos de actuales y ex funcionarios a oficiales para ser trasladados o reincorporados es el material que hoy tiene a Gendarmería bajo la lupa de la Fiscalía.

Según consigna El Mercurio, luego de que le llegara esta información, la directora Claudia Bendeck decidió remitir estos datos a la Fiscalía Metropolitana Centro Norte para que investigue estos pagos que iban desde los $4 millones a los 5 palos.

Para este caso el Ministerio Público designó a la persecutora Tania Sironvalle, la misma profesional que indagó en las pensiones irregulares de la entidad.

Por ahora la investigación se centra en determinar la cantidad de involucrados, así como también sus identidades.

Sobre los audios, el matutino detalla que en ellos se pueden conocer los montos, formas de negociación, el grado que tenían funcionarios y algunos apellidos.

Entre los nombres que destacan aparece una funcionaria de Dipreca, un coronel en retiro y otro en ejercicio.

Al respecto, Bendeck señaló que “esta acción responde a la política de transparencia y probidad impulsada por nuestra administración”.

Los audios

El Mercurio da a conocer este miércoles una serie de audios que sustentan esta denuncia. A continuación te dejamos algunos:

“Ya, dígame qué es lo que está pasando… quiero que sea sincero y que me diga todo cómo fue”, le dice un coronel a un ex funcionario que quiere ser reintegrado.

Añade que “si fue por licencias médicas, se puede hacer algo”, comentario que es contestado afirmando que no fue por licencias.

“Necesito el informe donde te dijeron por qué no estabas apto para trabajar”, pide el coronel, a lo que le dicen que “por el tema de que tenía trastorno de personalidad y abuso de sustancias, eso colocaron”.

El coronel le comenta que “se puede hacer algo. Habría que ver, pero sí se puede hacer algo. Yo ya he reintegrado a dos cabros, pero no volverías con la misma antigüedad”.

El coronel precisa que “seamos claros, hablemos claros. Porque yo le digo que de un 100% yo le doy 90% de posibilidades de que lo puedo reingresar”, a lo que el ex funcionario le dice que “me habían dicho que algo de cinco millones”.

Al ser consultado por cómo le deposita, el coronel le contesta que “tengo dos niñas, dos funcionarias que trabajan conmigo, porque lo mismo que tu colega, no puedo tener nada a mi nombre, si no ahí cago”.

El ex funcionario también le afirma que puede pagar “y si no, vendo el auto. Tengo el apoyo de mi mamá y no tengo problemas en ese sentido”.