“Quiero hablar de la vergüenza nacional que nos convoca, que tiene nombre y apellido, el regreso de (Julio) Ponce Lerou a trabajar en Soquimich, lo trajeron de asesor de vuelta ¿creerán que somos hueones? El sinvergüenza que financió toda la política chilena con boletas y facturas falsas, volvió como ‘Pedro por su casa’”.

“El yerno de Pinochet; cuestionado, acusado y condenado por el caso Calicheras, Oro Blanco y Soquimich con multas de 70 millones de dólares. Involucrado en el cartel de potasio, que Soquimich mantenía con empresas rusas y acusado además de soborno para beneficiarse con la ley de royalty minero, llegó de vuelta el carerraja”.

“Nada de raro que volviera Miguel Angel Poduje, (Alberto) Cardemil; (Gabriel) Ruiz-Tagle acusado de la colusión del confort está de vuelta como director de Blanco y Negro; Laurence Golborne, acusado del caso Soquimich, está de vuelta como santa paloma como director de un retail; Juan Benavides, pasó de ser acusado de la colusión de las farmacias a presidente de Codelco”.

“Monseñor Juan Ignacio González Errázuriz, un cura que nunca recibió a las víctimas de abuso, admirador de Pinochet y guardaespaldas de (Juan) Barros, llegó a la Oficina de Prevención de Abusos de la Iglesia, paren el hueveo”.

“Preocúpense que en cualquier momento se nos viene Jadue de vuelta en la ANFP, Jaime Orpis de vuelta en la comisión de Pesca y (Rafael) Garay al matinal de TVN. Nadie va preso en este país, los únicos que pagan y responden son la gente común y corriente”.