Llegó a Chile y rompió el silencio.

El portero y capitán de la Roja, Claudio Bravo, habló con la prensa en el aeropuerto nacional, instancia en la que avisó que no tiene nada que hablar con Arturo Vidal y además le tiró la pelota al DT Reinaldo Rueda respecto a su regreso a los tres palos del arco chileno.

Según consigna La Tercera, el arquero del Manchester City sostuvo que “no tengo nada que hablar con él; Vidal no es la selección, Bravo no es la selección. La selección son todos los jugadores”.

Precisó que aquí “no tengo que hablar absolutamente nada ni pedir perdón a nadie. Por ahí se ha especulado que yo tengo que pedir disculpas y no pasa por ahí, creo que cada uno sabe los errores que cometió, todos saben las cosas que pasaron y va por ahí, en vez de pedir explicaciones y disculpas”.

Al ser consultado por su regreso a la Roja, le pasó la pelota al técnico indicando que “mi disposición es abierta a estar, pero ya no depende de mí. Depende del técnico”.

Sobre las caras nuevas en el equipo, destacó que “cuando existe la competencia es bueno, pero no se sabrá nada hasta que vengan los partidos de verdad, cuando hay presión. Es bueno que la gente esté rotando, que se vean caras nuevas”.

“¿Presionado yo? Nunca me he sentido presionado. Son chicos que se están abriendo paso”, sentenció.