La diputada comunista, Camila vallejo, concedió una entrevista con Revista Paula, instancia en la que profundizó sobre el movimiento feminista actual, el machismo y las marchas en las que las manifestantes han protestado con los senos al aire.

Al ser consultada por si ella habría marchado con los pechos al aire, contesta una sencilla frase que resume el fondo de dicha alternativa:

“Claro que sí, feliz. Esas imágenes de tetas grandes, chicas, paradas, caídas, claras, oscuras, que Chile ha mostrado al mundo, son hermosas”.

Añadió que “el mensaje es claro: ‘Estas son mis pechugas, esas que tú buscabas en páginas porno para masturbarte y que ahora que yo decido mostrarlas, desexualizadas, a ti te escandalizan y te parecen inapropiadas'”.

En otros pasajes, la parlamentaria señaló que “empecé a entender el feminismo en la dirigencia estudiantil, por las discriminaciones que una enfrenta al ser mujer en la política, por lo que me tocaba vivir con la prensa. Después conocí la OCAC, Organización Contra el Acoso Sexual Callejero, y empecé a abrir la mirada frente a los distintos tipos de violencia de género y a entender mi propia historia”.

A renglón seguido reconoce que “es increíble cómo el feminismo te abre los ojos a los distintos tipos de desigualdad y discriminación que se viven en Chile. Hoy soy feminista por las mismas razones que soy comunista, porque creo y quiero la igualdad y emancipación de todas y de todos. Julieta Kirwood fue superimportante.

“De ella es la frase ‘democracia en la calle, en la casa y en la cama’, que alude a conceptos como el respeto mutuo, la sana convivencia, el que las mujeres no somos cosas, que no estamos siempre a disposición”, cerró.