El vicepresidente legal y abogado corporativo de SQM, Gonzalo Aguirre, defendió la reincorporación del ex yerno de Pinochet, Julio Ponce Lerou a la firma como asesor estratégico, en un hecho marcado como el más polémico dentro del acuerdo entre la minera no metálica y Corfo.

En entrevista con El Mercurio, el también secretario del directorio admitió que “como empresa esperábamos que esto causara algún tipo de ruido, claramente era menos de todo lo que a la larga terminó significando”.

Añadió que “no me pronuncio si es importante que existan o no asesores estratégicos, o si el calificativo de estratégico está bien o mal puesto, pero sí le corresponde contar al directorio con la asesoría de gente que sepa de los temas de la compañía”.

Junto con afirmar que le encantaría que hubiera “muchos asesores” que aporten a la firma, recalcó que “no hay personas que tengan las mismas características que tienen Julio y Eugenio en relación con el conocimiento histórico de los negocios. En el caso de Eugenio, fue quien sentó las bases de la estrategia comercial, no hay otra persona igual, y en términos productivos y de conocimiento industrial, no creo que haya muchos como Julio Ponce, sin perjuicio de que asesores estratégicos o que puedan cooperar con el negocio puede haber muchos”.

Dentro de la conversación, Aguirre aclaró que “no corresponde determinar a una entidad estatal qué tiene que hacer una compañía o no, o cuál tiene que ser la composición accionaria de la empresa”, puesto que “es una decisión del directorio”.

Al ser consultado por si la contratación de los hermanos Ponce viola el espíritu del contrato suscrito con Corfo, contestó que “no, porque cuando se cuestiona el espíritu, bien o mal cuestionado, se está cuestionando el espíritu de un contrato en el que SQM no es parte. No corresponde que yo me pronuncie de ese contrato, no lo negociamos nosotros, y no estábamos de acuerdo con imponerle a SQM obligaciones en ese tenor”.

“Cuando Corfo se sintió razonablemente tranquila con el grupo Pampa, y se daban las condiciones para negociar en serio con SQM, SQM estuvo dispuesta a negociar y nos dimos el plazo de un mes para cerrar los temas pendientes”, cerró.