El doctor Ricardo Soto tuvo su tiempo de gloria en el matinal Bienvenidos de Canal 13 hace poco menos de un año, espacio del que fue sacado abruptamente en agosto del 2017 cuando recomendó MMS, un producto considerado ilegal en Chile.

Ahí el profesional habló sobre la llamada Solución Mineral Milagrosa, comentando sobre supuestos beneficios y efectos positivos de la sustancia, prohibida por las autoridades sanitarias locales.

Entrevistado en Mentiras Verdaderas, dijo en un tono muy existencial: “MMS, Mejor Mantener el Silencio. Sabiendo que era un tema polémico y por cierto no estudié lo suficiente y de eso soy muy responsable, de que la normativa chilena lo tiene prohibido, no es un medicamento, es un producto. Yo me lanzo a hablar del tema sin tener experiencia alguna, jamás se lo he indicado a nadie, he leído como muchas personas los testimonios de muchas personas que sí lo han utilizado y ocurrió lo que tenía que ocurrir. Las repercusiones tenían que pasar y en el fondo hablando en chileno me metí en la pata de los caballos”.

Luego el profesional calificado como un “Chanta” tras el hecho señala que “hay un editor y periodista a cargo y ellos asumen parte de esa responsabilidad por cierto. Cualquiera de las partes se pudo haber dado cuenta en el momento oportuno y haber frenado el tema, pero lo hicimos, caímos y más allá de buscar las razones la responsabilidad es mía de haber caído en esa ingenuidad, pero bueno el dolor sirve para aprender muchísimo”.

Soto dice más adelante que recibió apoyo de distintas partes de Chile y del mundo, pero también agradeció las críticas del mundo científico y de sus colegas.

Respecto a su futuro, aseguró que podría estar en nuevas plataformas de internet aunque ha recibido ofertas de la tele a color.

“Siento que hoy la televisión abierta es un medio posible, no cierro esa opción. Hemos tenido posibilidades de elegir, pero ahora estamos trabajando en una plataforma mucho más moderna, digital, de altísima calidad con una productora grande y seria. En algo que ya tiene alcances internacionales que va a permitir continuar este mensaje de forma cautelosa, amorosa y no ingenua” comentó.