Cuando sólo faltaban 10 minutos para las 10 de la mañana, llegó hasta la Nunciatura Apostólica el vicario judicial Jaime Ortiz, encargado de investigar diferentes casos relacionados con la Iglesia, como por ejemplo la reapertura de la investigación en contra del sacerdote irlandés John O’Reilly y el caso del cura Cristián Precht, sancionado por su culpabilidad -comprobada por la Santa Sede- en casos de abusos sexuales.

Según pudo constatar The Clinic, Ortiz llegó hasta el recinto para sostener una reunión con Jordi Bertomeu. Lo hizo sin dar declaraciones a la prensa, todo esto mientras al interior de la Nunciatura se realizaba una cita entre el sacerdote español y la red laical.

Vale decir que Ortiz se mantuvo presente durante 30 minutos en la Nunciatura y se retiró también sin realizar ningún comentario.

Consuelo Gómez, la religiosa que denunció haber sido abusada por una monja, también llegó y se fue de la Nunciatura