El médico personal de Fernando Karadima (88), Santiago Soto, afirmó que el ex párroco de El Bosque siente que no debe pedir perdón por nada, ya que “dice que no ha cometido delito alguno”.

Según consigna La Tercera, el profesional precisó que Karadima aunque su paciente “no está en malas condiciones físicas, sí está en malas condiciones psíquicas. Está con una depresión y tristeza muy grande y con angustia, porque cree que es una cuestión injusta lo que le está pasando. Tiene una sensación de injusticia y que existe un exceso de castigo sobre él”.

Sus comentarios llegan luego de que este fin de semana en Reportajes de La Tercera, el hermano de Karadima, Óscar, lo instara a pedir perdón por todo el daño cometido de la siguiente manera:

“Sí es culpable… Fernando, pide perdón. No en silencio a Dios, no en tus rezos. Hazlo público, que la gente te escuche que pides perdón por el daño que les hiciste a las víctimas y a todos. La honra de mi familia está en el suelo. Yo he leído en redes sociales ‘familia Karadima, familia de degenerados, familia encubridora, pedófila, porque encubren a un pedófilo’. Y con eso yo lloro. Me indigna, porque sé que no somos así. Somos una familia buena, trabajadora. Nunca le hemos hecho daño a nadie. Mató el apellido, mató nuestra sangre. Fernando nos mató como familia con esto”.

En ese sentido, el denunciante Juan Carlos Cruz precisó que “la familia Karadima no tiene nada que ver en las atrocidades de su hermano, y por llevar ese apellido no se merece ser despreciados”.

Pues bien, Santiago Soto expuso también que lo dicho por el hermano de karadima “muestra un dolor muy grande desde el punto de vista familiar respecto de su hermano. Devela falencias, falta de cariño, opresión incluso”.

Vale decir que José Andrés Murillo estuvo en línea con lo plantado por Cruz, indicando que “la familia Karadima ha pagado un precio enorme e injusto por lo que hizo Fernando Karadima, pero sobre todo la jerarquía chilena, al darle poder y protegerlo. Todo mi apoyo a Óscar y familia”.