La palabra #Karma se convirtió rápidamente esta mañana en tendencia en las distintas redes sociales.

¿La razón? Muchos chilenos se mofaron de la reciente derrota de Colombia contra Japón por 1-2 en el Mundial de Rusia 2018, la que se sumó a la caída de este fin de semana de Perú por 0-1 frente a Dinamarca.

El gustito de los hinchas nacionales surge luego de recordar que en la última fecha clasificatoria rumbo al Mundial, ambas selecciones se pusieron de acuerdo para empatar y así asegurar los boletos para la cita mundialera que en estos momentos se está desarrollando. El hecho significó sentenciar las posibilidades de la Roja de subirse al avión junto a los clasificados sudamericanos.

Esos últimos minutos de la clasificatoria fueron dramáticos. Chile caía con Brasil, pero aun así estaba en el repechaje del Mundial de Rusia 2018 porque Colombia vencía a Perú como visita y dejaba a los del Rímac fuera.

Pero llegó lo que todos temían. Perú empataba la brega y, en esos momentos, con Chile ya liquidado, se metía al repechaje por diferencia de goles.

La única opción, a lo que había que encomendarse, era que Colombia pudiera volver a marcar y así permitir que -por puntos- Perú se ubicará nuevamente por debajo de Chile.

Pero entonces, porque son humanos, y porque cualquiera en lugar de ellos lo haría, viene un diálogo entre los jugadores de Perú y Colombia para acordar que -quedando poco para el término- había que quedarse así, empatados. Porque de esa manera uno pasaba al repechaje y el otro directamente al Mundial.

Luego de que las cámaras captaran el arreglín de Lima, el propio jugador Renato Tapia admitió lo siguiente a Panamericana TV:

“Nosotros estábamos enfocados en el juego. En los últimos cinco minutos los colombianos se nos acercaron. Sabían cuál era la situación en los otros campos y se manejó el partido como se tuvo que manejar”.

Agregó que “Hablé con Falcao y me dijo que ya estábamos los dos adentro… Estamos felices de haber logrado la clasificación”.