El suizo Stéphane Chapuisat, uno de los principales artilleros en los noventa de la Bundesliga en su etapa con el Borussia Dortmund, con el que ganó la Liga de Campeones 1997, ahora busca delanteros para el Young Boys suizo, ganador de la Superliga 32 años después de su último éxito.

El artillero nacido en 1969 en Lausana (Suiza), hijo del también futbolista Pierre-Albert y retirado en 2006 con un palmarés en el que figuran la Liga de Campeones 1997, la Copa Intercontinental de ese año, dos Bundesligas (1995 y 1996) y una Liga suiza, es ahora el ojeador principal del Young Boys de Berna, la capital helvética.

Las adquisiciones recomendadas por Chapuisat han sido parte fundamental en el triunfo liguero tres décadas después del Young Boys entrenado por el austríaco Adi Hütter, como el delantero marfileño Roger Assalé (21 goles en todas las competiciones), el camerunés Jean-Pierre Nsame (14 tantos) y el extremo serbio Miralem Sulejmani (12).

“Tiene el olfato y el sentido para encontrar qué jugadores tienen la calidad para marcar goles. Chapuisat es muy importante para el Young Boys”, explicó Hutter a la radiotelevisión pública suiza este mes de abril, poco antes de asegurar el campeonato.

‘Chappi’, como era conocido el exdelantero, reconoce que su experiencia en la punta del ataque de equipos como el Borussia Dortmund (1991-99), el Grasshoppers (1999-2002) o el propio Young Boys (2002-05) le ayudan a encontrar la clave para detectar talento ofensivo.

“Tengo buen ojo porque yo mismo fui delantero y disfruto cuando los jugadores que encuentro lo hacen bien”, aseguró Chapuisat a la SRF suiza.

El que fuera delantero estrella en la Bundesliga y la selección suiza también ayuda al entrenamiento de los atacantes aunque descarta convertirse en técnico. “Simplemente no me gustaría hacerlo”, manifestó a la web de la FIFA en 2009.

Chapuisat siempre tuvo en su padre, Pierre-Albert, defensor que llegó a disputar una treintena de encuentros con la selección suiza, el principal ejemplo a seguir, pero el palmarés del hijo, que llegó a sumar 103 partidos y 21 goles con la ‘Nati’, superó ampliamente al de su progenitor.

Su carrera comenzó en 1987 en el Lausana, dio el salto a la Bundesliga alemana en 1991 con el Bayer Uerdingen, y pocos meses después fue fichado por Ottmar Hitzfield para el Borussia, con el que disputó 228 partidos en la Bundesliga y marcó 106 goles, por lo que es uno de los principales artilleros extranjeros de la historia del campeonato teutón.

Chapuisat formó parte del Borussia que hizo historia ganando la Liga de Campeones 1997, en la que, con el punta helvético en la alineación inicial, derrotaron en la final por 3-1 al Juventus italiano, que contaba en su alineación con el francés Zinedine Zidane.

Dos goles de Karl-Heinz Riedle en la primera parte y otro de Lars Ricken que hizo inútil el conato de remontada motivado por el tanto del italiano Alessandro Del Piero llevaron al conjunto de Renania del Norte-Westfalia a su único título en esta competición, en la que dejó por el camino al Manchester United inglés y el Auxerre francés.

Al título europeo sumaron la Copa Intercontinental disputada en Tokio en diciembre de ese año 1997 ante el Cruzeiro brasileño, que en aquel momento contaba en sus filas con el guardameta Dida y el delantero Bebeto.

No obstante, para Chapuisat el momento más memorable de su carrera ocurrió la temporada siguiente, cuando el Borussia eliminó a su eterno rival alemán, el Bayern Múnich, en los cuartos de final de la ‘Champions’ de 1998, con un gol suyo en la prórroga del partido de vuelta en el Westfallen Stadion. El Dortmund tropezaría en semifinales con el Real Madrid, ganador de aquel torneo.

Chapuisat regresó a Suiza en 2001, ganó la Superliga con el Grasshoppers, pasó por el Young Boys y colgó las botas en 2006 cuando defendía los colores del Lausana.

Su paso por la selección incluyó un Mundial, el de Estados Unidos 1994 -en el que llegó a octavos de final en la primera clasificación de Suiza en 50 años- y dos Eurocopas, las de Inglaterra 1996 y Portugal 2004, tras la cual se retiró, con su último partido ante Inglaterra, con derrota por 3-0.

El punta helvético también ha tenido una destacada faceta solidaria: Chapuisat fue nombrado en 2007 embajador de la FIFA para la organización no gubernamental para la infancia Aldeas Infantiles SOS y ha participado en acciones en apoyo a los refugiados.