El rey acabar de morir. Y aunque su deceso ya se había anticipado el sábado hoy es un hecho. Alemania, campeón del Mundo, no se pudo sacar de encima la maldición que ha caído sobre los últimos monarcas. Tal como Italia en Sudáfrica 2010 y España en Brasil 2014, el defensor de la corona ha sido eliminado de Rusia 2018.

La noticia obliga entonces a recoger las reacciones de la prensa mundial. Porque el batacazo tiene esas dimensiones.

“Batacazo Mundial: Alemania pierde (2-0) ante Corea y queda eliminada”, dice en España El País. Medio que habla de que “la campeona del mundo cae con estrépito y Suecia y México pasan a octavos”.

Huffington Post titula, con letras de liquidación, “Hundimiento”, y refiere que “Alemania, vigente campeona, eliminada del Mundial tras caer 2-0 ante Corea del Sur”.

Al internarse en la crónica del partido, este medio recuerda que “por primera vez en su historia, Alemania quedó eliminado en fase de grupos”.

También en España, Marca habla de K.O. histórico. “La maldición del campeón volvió a cumplirse otra vez como bien saben en Italia y España. Alemania, que sólo tenía que ganar a Corea del Sur para seguir viva en el Mundial de Rusia tras la victoria de Suecia, sucumbió con estrépito (2-0), casi de manera grotesca, y se marcha para casa a las primeras de cambio, como no le pasaba desde los años 30, cuando ni siquiera el campeonato tenía este formato”, dice el texto.

En Sudamérica, Clarín habla de una “eliminación histórica y que el “campeón del mundo se vuelve en primera ronda”.

En Brasil, OGlobo también subraya que la eliminación amplía la maldición de los últimos campeones.