El ex DT e ídolo de varios argentinos, Diego Maradona, salió a defenderse de quienes lo acusaron de estar drogado en pleno partido entre la Albiceleste y Nigeria.

A través de sus redes sociales, el D10S informó que jamás estuvo internado en ningún recinto de salud, como señalaron algunos, al mismo tiempo que aseguró que le dolió la nuca y sufrió una descompensación.

“Quiero contarles que estoy bien, que no estoy ni estuve internado. En el entretiempo del partido con Nigeria me dolía mucho la nuca y sufrí una descompensación”, dijo.

Añadió que “me revisó un médico y me recomendó que me fuera a casa antes del segundo tiempo, pero yo quise quedarme porque nos estábamos jugando todo. ¿Cómo me iba a ir?”.

Junto con lanzar que “hay Diego para rato”, detalló que “donde estábamos nosotros servían solamente vino blanco. Nos tomamos todo el vino, sí. Yo estoy contando la posta, otra cosa es que se invente”.