Alemania sufrió este miércoles en Kazán una eliminación histórica en su exitoso palmarés mundialista y siguió la senda de España e Italia al ser el tercer campeón universal seguido que se despide al siguiente Mundial en la fase de grupos

El conjunto de Joachim Löw comenzó con derrota ante México, salvó un triunfo imprescindible ante Suecia en la prolongación (2-1), en la que certificó su k.o. frente a Corea del Sur (0-2), con lo que acabó cuarta y última del grupo F.

Alemania, que partía como una de las grandes favoritas al título en Rusia 2018, no pudo refrendar esta condición y siguió el camino de España, campeona en Sudáfrica 2010, y que se despidió en Brasil 2014 también en la fase de grupos tras perder ante Holanda y Chile y ganar a Australia.

A Italia le ocurrió lo mismo en Sudáfrica. Tras ganar en Alemania 2006 quedó k.o. como última del grupo F, con empates ante Paraguay y Nueva Zelanda y derrota frente a Eslovaquia.

Francia vivió en carne propia esta ‘maldición’ en Corea y Japón 2002. Tras coronarse en Saint Denis en 1998 su participación no pudo ser más triste en el Mundial asiático. Tan solo logró un punto y no logró tanto alguno. Perdió con Senegal y Dinamarca y empató con Uruguay.

La selección más laureada, Brasil, después de coronarse de forma consecutiva en 1958 y 1962, también tuvo su ‘pinchazo’ sonado, al sucumbir en la primera fase de Inglaterra’66 tras acabar tercera del grupo C tras Portugal y Hungría. Ganó a Bulgaria, pero sucumbió ante magiares y lusos.