El biólogo y activista medioambiental cubano Ariel Ruiz Urquiola, que permanecía en huelga de hambre tras un polémico arresto, regresó hoy a su casa en La Habana tras ser liberado con una licencia extrapenal, confirmó él mismo a Efe.

Las autoridades de prisiones “me informaron el lunes de que estaba libre con una licencia extrapenal y me llevaron a una sala de cuidados progresivos del hospital”, declaró en una conversación telefónica Ruiz Urquiola, horas después de regresar a su domicilio.

“Nunca pensé optar por la libertad con una licencia extrapenal, porque no tengo ninguna enfermedad”, afirmó el biólogo, cuyo caso trascendió las fronteras de Cuba al ser denunciado por EE.UU. y organizaciones internacionales como Amnistía Internacional (AI), que denunciaron un abuso de poder y exigieron su liberación.

Ruiz Urquiola se había declarado en huelga de hambre y de sed desde el pasado 17 de junio por considerar “injusta” y “arbitraria” la condena a un año de prisión dictada en su contra por un tribunal en la provincia occidental de Pinar del Río, que le atribuyó el delito de “desacato a la autoridad”.

Ariel Ruiz Urquiola: “En una situación de indignidad no voy a vivir” – The Clinic Online

Tras varias horas de espera, a Omara Ruiz Urquiola le dicen que puede pasar. Un guardia le señala el camino. Le acompañarán dos oficiales. Un Teniente Coronel de la jefatura de prisiones en Pinar del Río, y un Mayor, el jefe de la sala de penados del Hospital Provincial Clínico Quirúrgico Abel Santamaría Cuadrado.

Manifestó que tiene previsto analizar el documento de la licencia extrapenal que le fue concedida por motivos de salud -una figura jurídica que no anula las condenas impuestas- para estudiarlo con la supervisión de algún abogado y señaló que “en todo en lo que no esté de acuerdo se convertirá en frente de batalla nuevamente”.

El doctor en Ciencias Biológicas fue detenido el pasado 3 de mayo después de discutir con dos miembros del cuerpo de guardabosques estatal que le solicitaron los permisos legales para operar en la finca que posee en usufructo desde el año 2015 en el Valle de Viñales, un paraje natural de Pinar del Río donde desarrolla un proyecto ambientalista.

Una semana después de iniciar la huelga, fue ingresado en una sala de penados del hospital “Abel Santamaría” de Pinar del Río, donde permaneció hasta que este martes recibió el alta médica.

El científico indicó que tiene previsto retomar el proyecto de medioambiente que desarrolla en Viñales, en paralelo a la labor que desempeña como genetista en el Museo de Historia Natural de Berlín.

Ruiz Urquiola, de 44 años, fue despedido en 2016 de la Universidad de La Habana, donde trabajaba como investigador, tras achacársele repetidas ausencias laborales injustificadas, un motivo que el activista rechaza a la vez que considera que en su despido hubo “abuso de poder”.

Fue declarado “preso de conciencia” el pasado 12 de junio por AI, que demandó su liberación, un reclamo al que también se sumaron autoridades de la Iglesia católica cubana, el Gobierno de Estados Unidos y el secretario general de la Organización de Estados Americanos (OEA), Luis Almagro.